Parque Nacional SIERRA NEVADA

Sierra Nevada es reserva de la Biosfera desde 1986 y fue declarada Parque Nacional mediante  la Ley 3/1999, de 11 de enero.

Con una superficie de 86.208 hectáreas dentro de la Comunidad de Andalucía y perteneciente a las provincias de Granada y Almería.

El Parque Nacional Sierra Nevada es un macizo de clara diferenciación geográfica. Al Sur queda limitado por los valles de los ríos Andarax, Adra y Guadalfeo; al Este y oeste por el río del Nacimiento, Almería; al Norte por la depresión de Guadix, Marquesado de Zenete; al Noroeste por el valle del Aguas Blancas y la depresión de Granada, y al Oeste por el Valle de Lecrín. La alineación principal, divisoria de mares entre el Mediterráneo y el Atlántico, sigue el eje Este-Oeste, con una longitud de unos 80 km. Su anchura varía entre los 15 km del extremo oriental, y los 40 de la zona centro-occidental, lo que configura una superficie global de unos 2.000 km2, de los que el Parque Nacional ocupa más de 860. La gran altura que alcanza Sierra Nevada determina laderas con un enorme desnivel.

Desde los 300 m de la confluencia del Nacimiento con el Andarax, hasta los 3.482 m del Mulhacén, máxima altura peninsular, existe una diferencia de cota de más de 3.000 m. Se dan por tanto grandes diferencias térmicas y con ellas, la representación de casi todos los pisos bioclimáticos de la región mediterránea, lo que produce una importante variedad de ecosistemas. Desde su posición estratégica, el macizo nevadense asume un papel de encrucijada natural al recibir corrientes migratorias de especies procedentes de lugares diversos, como Europa, Sureste de Asia y Norte de África

Grande y bella. Los colores del otoño en los robledales del Guarnón , la primavera ascendente en los piornales de la alta montaña, las voces mágicas del agua durante el deshielo en chorreras negras, el escalonamiento de las casas en los pueblos de La Alpujarra, el verde intenso de los borreguiles a principios de verano, los neveros casi perennes del Corral del Veleta, la cercanía de África en los días claros desde las cumbres del Caballo, la imagen de Sierra Nevada desde la Alhambra, el aire ligero y limpio a tres mil metros de altura, el majestuoso anfiteatro de la laguna de la Caldera, el canto de la oropéndola en vera no, el vuelo multicolor de las mariposas en los bordes de los manantiales, el porte tortuoso de los enebros centenarios, la profundidad del valle del Genil, el olor de los tomillares de la media montaña, el crestería inusitado de los Alayos, las frías y misteriosas aguas de la Laguna de Vacares, el bosque encantado del Camarate, el graznido de la chova piquirroja, la silueta en las cumbres de la cabra montés, la nitidez de Orión apuntando al sur en las noches estrelladas, todo eso y mucho más, es lo que hace grande y bella a Sierra Nevada. Un Parque Nacional con un encanto misterioso que esconde tesoros naturales y culturales extraordinarios.

El Parque se sitúa en los términos municipales de Aldeire, Alpujarra de la Sierra, Bérchules, Bubión, Busquístar, Cáñar, Capileira, Dílar, Dólar, Dúrcal, Ferreira, Güéjar-Sierra, Huéneja, Jeres del Marquesado, Júviles, Lanjarón, Lanteira, La Tahá de Pitres, La Zubia, Lecrín, Lugros, Monachil, Nevada, Nigüelas, Pampaneira, Pórtugos, Soportújar, Trevélez y Válor, en la provincia de Granada; y Abla, Abrucena, Alboloduy, Alsodux (Montenegro), Bayárcal, Beires, Canjáyar, Fiñana, Fondón, Las Tres Villas, Laujar de Andarax, Nacimiento, Ohanes, Paterna del Río y Rágol en la provincia de Almería.

Ministerio de Medio Ambiente: Parques Nacionales

Etiquetas

Archivo del blog