Comarca Valle del Alberche y Tierra de Pinares - Cebreros

Se trata de un territorio montañoso, en el que la altitud varía desde los casi 1.500 m. (La Cañada) hasta los 760 m. (Cebreros).

La orografía permite practicar toda clase de actividades de ocio en directo contacto con la naturaleza senderismo, ciclismo de montaña. Rutas ecuestres,... con las que disfrutar de los importantes enclaves ecológicos de la zona.

El Valle de lruelas. Reserva Natural y Zona de especial protección para las aves, en la que se encuentra una de las mayores concentraciones de buitre negro de Europa; o la población de El Hoyo de Pinares. declarada también como ZEPA; o El Pinar de Hoyocasero y el Castañar de El Tiemblo. lugares de una singular belleza natural y de una importancia ecológica reconocida; o El Barraco, donde. como un caleidoscopio de todo ello, se puede visitar y admirar el Museo de la Naturaleza.

Para completar tal amalgama de ocio y de naturaleza, esta comarca se nutre de manifestaciones artísticas, reflejo de su Historia. La huella de Isabel la Católica y de su hermano Enrique IV de Trastámara se dejan ver en el Tiemblo, en los famosos Toros de Guisando (figuras zoomorfas de origen celta). En Cebreros encontramos el convento de los Jerónimos, (donde tuvo sede el Santo Oficio de la Inquisición). Cebreros gozó de gran desarrollo en el s. XVI al ser zona de paso del camino imperial Toledo-Valladolid de viajeros y ganado. Y ya que estamos en Cebreros, hay que mencionar sus celebérrimos carnavales, que la villa mantuvo incluso en época de prohibición. Poderío y abolengo muestra Las Navas del Marqués, que cuenta también con un verdadero lujo turístico: el complejo señorial de la Ciudad Ducal (agua y centenarios pinares) y el impresionante Castillo de Magalia, propiedad del Ministerio de Cultura, donde se realizan multitud de actividades culturales. Historia y arte en la sorprendente Abadía de Burgohondo.

Mención especial merece la gastronomía: productos autóctonos tradicionalmente cocinados según el austero carácter castellano: judías (verdes, secas, judiones), patatas, las carnes de vacuno, cochinillo, cordero y cabritilla, cerezas, manzanas, los muy famosos Melocotones del Alberche, destacan por su frescura y sabor. Hay que añadir que dichos alimentos se producen, la mayoría de las veces, de forma tradicional. Pero para que se degusten de verdad deberán regarse con los caldos que ofrece la comarca: los vinos de Cebreros.

 

Pueblo de Cebreros. Valle del Alberche y Tierra de Pinares   Cebreros es famoso por sus vinos (uva albino, sol y buenas temperaturas). La iglesia parroquial se le atribuye a Herrera, pero lo que más llama la atención en Cebreros son las ruinas del convento franciscano de estilo gótico isabelino, las bolas o "perlas" de piedra tan presentes en muchos edificios abulenses, ornamentan el conjunto. Actualmente acoge el Museo de la Transición de Adolfo Suárez. A las afueras  una hermosa ermita en perfecta armonía con el paisaje la ermita de Valsordo (S XVI), y muy cerca un bello puente románico.

Hay que destacar también la denominación de sus carnavales (Cuyo bullicio festivo que han atraído la atención de miles de visitantes) como fiesta de interés turístico regional.

Etiquetas

Archivo del blog